Conoce a Jesús Larios Ávila, O.Carm

OLYMPUS DIGITAL CAMERAVicario en la parroquia de la Transfiguración en Torreón, Coahuila

Sacerdote Carmelita

Mi nombre es Jesús Larios Ávila. Nací en Colima, Colima, México el 26 de octubre de 1971. Soy el cuarto de cinco hermanos, dos mujeres y tres hombres.

Desde chico tuve el deseo de ser sacerdote. Recuerdo que, cuando estaba en sexto año de primaria, con los compañeros de grupo platicábamos de nuestros sueños y de lo que queríamos ser cuando “fuéramos grandes”. En una ocasión yo afirmé: “¡Yo quiero ser sacerdote!”.

Por ese tiempo un sacerdote misionero fue a darnos unas pláticas a los niños de la capilla a la que yo asistía. Nos contó su vida, sus historias y las cosas que hacía en nombre de Cristo para ayudar a la gente. Yo me imaginaba los lugares, las personas y todo lo que él hacía para hablarles de Dios y ayudarles. Entonces yo pensé: “Yo quiero ser un sacerdote misionero”.

Mi familia influyó positivamente en mi deseo de ser sacerdote. Todos los domingos acudíamos a misa y en celebraciones importantes como lo son la Semana Santa y la Navidad. Las celebraciones que más me atraían eran las de La Navidad.

Los años pasaron, más no mi deseo de ser sacerdote. Cuando era adolescente, tuve la oportunidad de ingresar a algún seminario. Sin embargo, también quería estudiar y hacer una carrera. Fue así que hice estudios profesionales y, justo cuando estoy por terminarlos, llegó a mí un tríptico vocacional de Los Carmelitas. En él aparecía el hoy P. José Luis Torres Pedraza ¡Todo fue sorpresivo y eficaz! Resultó ser que un familiar del P. José Luis conocía a mis papás. Me entrevisté con él e inicié el proceso de acompañamiento para la que sería mi vocación: ¡Sacerdote carmelita!

Lo que más me atrajo de Los Carmelitas fue su vida comunitaria, su oración y su servicio; sus modelos de vida: La Virgen María y el profeta Elías ¡Hoy vivo feliz realizando mi deseo y sueño que tuve desde niño! Trabajo junto con mis hermanos carmelitas por el Reino de Dios y su justicia y contemplo sus signos cuando ayudamos a las personas en el mundo en nombre de Cristo.

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín de noticias