Memorial de San Simón Stock, mayo 16

Las leyendas pueden rodear a personajes históricos, especialmente cuando faltan eventos conocidos. Tal es el caso de San Simón Stock. La mayor parte de su información proviene de catálogos medievales de santos y priores generales de la Orden Carmelita. Incluso esa pequeña cantidad de información no es consistente en los detalles. Así, las leyendas crecieron alrededor de San Simón para dar más detalles de su vida. Pero en lugar de ver a las leyendas como cuentos populares sin importancia, las historias intentan contar algo más profundo sobre este hombre notable que dirigió la Orden Carmelita.

Su apellido “Stock” significa el hueco de un árbol. Según la leyenda, cuando tenía 12 años, vivía en el hueco de un viejo roble mientras se dedicaba a la oración y la soledad. De joven fue en peregrinación a la Tierra Santa, donde se conoció y se unió a los Carmelitas. Simón, más tarde en su vida, regresó a Europa con un grupo de Carmelitas. Por muy entretenidas que puedan ser estas historias, revelan el hecho de que fue un hombre de profunda oración que se entregó a Dios.

Se cree que vivió en Aylesford en Kent, Inglaterra. Simón fue elegido como el quinto o sexto prior general, posiblemente alrededor de 1247. Bajo su dirección, la Orden creció y se extendió ampliamente en el sur y el oeste de Europa. Fundó casas en ciudades universitarias, como Cambridge en 1248, Oxford en 1253 y París y Bolonia en 1260. También desempeñó un papel importante en la transformación del Carmelo de ermitaños a frailes mendicantes.

Simón tenía una fuerte devoción a la Santísima Virgen María. Según la tradición, él pasó un largo período en oración pidiéndole que favoreciera la Orden con una señal o un privilegio. La Virgen María se le apareció sosteniendo un escapulario. Era una promesa que los Carmelitas que permanecieran fieles a su vocación serían salvados. Pero a principios del siglo 16, los frailes comenzaron a dar el escapulario a aquellos que querían estar conectados con la Orden. El escapulario y las palabras de la Virgen se volvieron extremadamente populares entre innumerables personas.

Se dice que Simón murió en Burdeos, Francia, el 16 de mayo en un año desconocido. Los primeros libros litúrgicos en su honor fueron compuestos en Burdeos en 1435. La Devoción a Simón se extendió por toda la Orden en 1564.

¿Qué dice este hombre en gran parte desconocido a los hombres y mujeres del siglo XXI? Detente del ajetreo de la vida con regularidad para que puedas encontrarte con el Señor en un lugar tranquilo. Pasa tiempo con Él, no apresurando la oración. Háblale a Él, pero también quédate quieto y dispuesto a escuchar lo que el Señor tiene que decir. Entonces actúa sobre lo que oyes. Dirígete a la Virgen y escucha lo que ella dice una y otra vez a los creyentes: “Hagan lo que Él les diga” (Juan 3,5). San Simón Stock, a pesar de permanecer en gran parte desconocido, todavía habla clara y fuertemente, mostrando un camino hacia Cristo y su Madre.

P. Robert Traudt, O. Carm.
El P. Robert Traudt, O. Carm. es un sacerdote Carmelita viviendo en Darien, IL.
Compartir

Suscríbete a nuestro boletín de noticias