Solemnidad de San José ~ Protector de la Orden Carmelita

marzo 19, 2019 |

Esta celebración tiene profundas raíces bíblicas; José es el último patriarca que recibe las comunicaciones del Señor a través de la humilde vía de los sueños (cfr Gn 28, 12-14; Mt 1, 20-24). Él, como el antiguo José, es el hombre justo y fiel (Mt 1, 19) que Dios ha puesto como guardián de su casa. Él conecta a Jesús,

rey mesiánico, con la descendencia de David (Mt 1, 1-16; Lc 3, 23-38). Como esposo de María y padre putativo de Jesús guía a la sagrada Familia en la huida y en el regreso de Egipto, y así rehace el camino del Éxodo (Gn 37; 50, 22-26; Mt 2, 13-21).

La fiesta litúrgica del santo patriarca aparece en la Orden Carmelitana en la segunda mitad del siglo XV. El Capítulo General del año 1680 elegía por unanimidad a San José como protector principal de la Orden.

Pío IX lo declaró patrono de la Iglesia universal el año 1847 y Juan XXIII introdujo su nombre en el Canon romano.

Una breve reflexión de la fiesta de San José

Poco se sabe acerca de José, excepto que él era de la línea de David que era esencial para que Jesús fuera legalmente de la casa y la línea de David en el cumplimiento de las Escrituras. Lo que es más importante para nosotros es el ejemplo que José nos dejó. Él era un hombre de fe que desempeñó su papel en el plan salvífico de Dios para nosotros; fue obediente a la voluntad de Dios; tenía un amor por la ley y su cumplimiento; Mostró piedad y fortaleza en tiempos de prueba; tuvo un amor casto por la Santísima Virgen María y ejerció su autoridad paterna con el debido cuidado. Por lo tanto, es un verdadero ejemplo de la vida cristiana y es el Protector de la Iglesia. José es también el patrón de carpinteros y trabajadores manuales.
© P. Breen, O.Carm. 2011

FUENTE
OCarm.org

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín de noticias