sábado, junio 20, 2020

Iniciar

Ponte en una posición cómoda que te permita concentrarte y sentirte tranquilo. Respira profundamente, espera, exhala completamente. Repítelo tres veces. Relájate. Visualízate en la presencia de Dios.
Usando el Salmo 46:10, di lentamente:
Estén quietos y conozcan que yo soy Dios
Estén quietos y conozca que yo soy
Estén quietos y conozcan
Estén quietos
Estén Repítelo varias veces.
Relájate y respira profundamente, sostenlo y exhala completamente.
Trata lo mejor sólo para estar con Dios.

Conversar

Tema de Conversación

He tratado lo mas que pude para mantener a Jesucristo, nuestro Dios y Señor nuestro, presente dentro de mí, esa era mi oración.
Santa Teresa de Ávila

Conversación

Teresa de Ávila abrió su corazón totalmente al amor de Jesucristo, orando siempre estar al tanto de su presencia amorosa en su vida. ¿Cómo podemos alimentar esa misma apertura a la presencia de Cristo en nuestros corazones?

DESCONÉCTATE

Calmar a sí mismo . Abre tu corazón.

Tome tres respiraciones profundas.

Desconectar y escuchar.

¿Quisieras orar por

Sobre la Desconexión Diaria