viernes, mayo 8, 2015

Iniciar

Ponte en una posición cómoda que te permita concentrarte y sentirte tranquilo. Respira profundamente, espera, exhala completamente. Repítelo tres veces. Relájate. Visualízate en la presencia de Dios.
Usando el Salmo 46:10, di lentamente:
Estén quietos y conozcan que yo soy Dios
Estén quietos y conozca que yo soy
Estén quietos y conozcan
Estén quietos
Estén Repítelo varias veces.
Relájate y respira profundamente, sostenlo y exhala completamente.
Trata lo mejor sólo para estar con Dios.

Conversar

Tema de Conversación

Si individuos desearan hacer algo ellos mismos con sus facultades, obstaculizaran y perdieran los bienes que Dios graba en sus almas a través de la paz y la tranquilidad.
San Juan de la Cruz

Conversación

Juan insta ser pacientes con la obra transformadora de Dios en nuestra alma, no sea que somos tentados a probar de 'salvarnos' a nosotros mismos. Ora en paz y con receptividad hoy mientras Dios obra maravillas dentro de ti.

DESCONÉCTATE

Calmar a sí mismo . Abre tu corazón.

Tome tres respiraciones profundas.

Desconectar y escuchar.

¿Quisieras orar por

Sobre la Desconexión Diaria