martes, noviembre 14, 2017

Iniciar

Mira a tu alrededor. Tómate el tiempo para considerar exactamente dónde estás en este momento. Respira profundamente y medita en el hecho de que Dios te conoce, ahora mismo, dondequiera que estés. Dios está contigo en este momento y te ve y conoce los deseos de tu corazón.
Respira profundo y permite que los deseos de Dios llene tu corazón.
Exhala y suelta tus preocupaciones y esas cosas a las que te has aferrado y que pueden ser un obstáculo en tu relación con Dios. Respira profundamente dos veces más.

Conversar

Tema de Conversación

¡Oh, cuán desafortunados son los tiempos y la miseria de la vida en que vivimos ahora; felices son aquellos cuya buena fortuna es permanecer separados del mundo.
Santa Teresa de Ávila

Conversación

Estar inmerso en el mundo, puede distraernos y alejarnos de nuestros más profundos anhelos por Dios. Ora hoy, por la "buena fortuna" para estar en el mundo pero no "del" mundo.

DESCONÉCTATE

Calmar a sí mismo . Abre tu corazón.

Tome tres respiraciones profundas.

Desconectar y escuchar.

¿Quisieras orar por

Sobre la Desconexión Diaria