lunes, septiembre 16, 2019

Iniciar

Ponte en una posición cómoda que te permita concentrar y sentir tranquilo.
Respira profundamente, espera, exhala completamente. Repítelo tres veces.
Relájate. Visualízate en la presencia de Dios.
Usando estas palabras de alabanza, ora lentamente:
Dios mío, te amo con todo mi corazón, te alabo y te doy gracias...
Repítelo varias veces.
Relájate y respira profundamente, sostenlo y exhala completamente.
Sólo estar con Dios.

Conversar

Tema de Conversación

Es en los efectos y acciones siguientes que uno discierne el verdadero valor de la oración.
Santa Teresa de Ávila

Conversación

No es ni las palabras que usamos ni cómo nos sentimos en la oración que es la medida de su valor, sino cómo nuestra oración influye en nuestras elecciones y acciones. Acércate a Dios en tu oración hoy con un corazón sincero y humilde.

DESCONÉCTATE

Calmar a sí mismo . Abre tu corazón.

Tome tres respiraciones profundas.

Desconectar y escuchar.

¿Quisieras orar por

Sobre la Desconexión Diaria