domingo, febrero 24, 2019

Iniciar

Ponte en una posición cómoda que te permita concentrarte y sentirte tranquilo. Respira profundamente, espera, exhala completamente. Repítelo tres veces. Relájate. Visualízate en la presencia de Dios.
Usando el Salmo 46:10, di lentamente:
Estén quietos y conozcan que yo soy Dios
Estén quietos y conozca que yo soy
Estén quietos y conozcan
Estén quietos
Estén Repítelo varias veces.
Relájate y respira profundamente, sostenlo y exhala completamente.
Trata lo mejor sólo para estar con Dios.

Conversar

Tema de Conversación

... ¿alguna vez te ocurre que cuando miras el océano sientes un anhelo por lo infinito? Sentimos en nuestra alma una soledad inexplicable que solo Dios puede llenar, porque todo parece muy pequeño.
Santa Teresa de Jesus de los Andes

Conversación

El anhelo por Dios crece a medida que comenzamos a saborear la intimidad de la vida divina. Reconoce tu anhelo por Dios en tu oración de hoy y espera los grandes dones de Dios.

DESCONÉCTATE

Calmar a sí mismo . Abre tu corazón.

Tome tres respiraciones profundas.

Desconectar y escuchar.

¿Quisieras orar por

Sobre la Desconexión Diaria