Lunes, abril 17, 2017

Iniciar

Respira profundamente, espera, exhala completamente. Repítelo tres veces.
Relájate. Visualízate en la presencia de Dios.
¿Cómo se siente? ¿A qué se parece?
¿Es una imagen de paz? ¿Es una imagen de ira? ¿Conflicto? Amor?
Usando estas palabras, di lentamente: '' maranatha'', la cual es la oración cristiana más antigua (que significa ''Ven, Señor''), en arameo, la lengua de Jesús, utilizado por San Pablo en el final de la Primera Carta a los Corintios (16:22) y encontrado en las liturgias cristianas más antiguas. Repite estas palabras lentamente a ti mismo por cuanto tiempo tome para ponerte en un estado de oración.

Conversar

Tema de Conversación

Ah, yo sé bien, la alegría no está en las cosas que nos rodean; mora en el alma más íntima.
Santa Teresa de Lisieux

Conversación

Los santos saben que la verdadera alegría se encuentra en lo profundo de nuestros corazones y no puede ser perturbada por las dificultades de la vida cotidiana; la alegría de saber que son hijos de Dios. Al orar hoy, se agradecido por esa paz y contentamiento en Dios, la fuente de nuestra alegría.

DESCONÉCTATE

Calmar a sí mismo . Abre tu corazón.

Tome tres respiraciones profundas.

Desconectar y escuchar.

¿Quisieras orar por

Sobre la Desconexión Diaria