Los… ¿Margaritas?

enero 31, 2014 |

en casa s..Por Ricardo Cruz

La primera vez que fui a la oficina de promoción escolar en la universidad en la que estudiamos, el promotor que me orientó me invitó a conocer las instalaciones. Comenzó a explicarme los procesos de la universidad Lo único que pude hacer fue soltar la carcajada y decirle con una sonrisa: “No, Los Carmelitas” y él rio también.
Y con ello surge una pregunta que es tarea de aquí en adelante, ¿qué significa ser Carmelita? Digo, porque muchas definiciones existen para saber cuál es la vocación específica en el Carmelo, pero ¿qué es lo que me atrajo para querer ingresar a la comunidad?

Así como a este promotor, a mí aún no se me termina de aclarar el panorama del todo y esa será mi tarea en la primera etapa de formación, en la que en medio de una vida común me tocará discernir si éste es el estilo de vida al que quiero dedicar mi vida.

Una cosa cierta es que en medio de la alegría fraterna que se vive en la casa de formación, es muy sencillo decir que sí, pero de igual forma debo discernir en el silencio de mi celda y aún en medio de los conflictos que surgen entre mis hermanos y yo. Estando dispuesto a ser interpelado en cualquier momento y a entrar en diálogo constante y descubrir ese verdadero significado de ser místico y profeta. Un místico capaz de ver a Dios actuar desde mi fragilidad y un profeta que alegremente ofrezca una sonrisa a quien cruza por mi camino.
margaritas

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín de noticias