El Escapulario

febrero 10, 2017 |

Por Neil Conlisk, O.Carm. (Texto)
Jorge Monterroso Mérida, O.Carm. (Fotografía)
Emanuel Franco Gómez, O.Carm. (Diseño)


El escapulario es un paño sobre los hombros que cuelga del pecho y la espalda; representa trabajo y servicio al Señor. Los carmelitas deben estar siempre listos para servir al Señor a ejemplo de María.

María dijo: “He aquí, soy la sierva del Señor. Que se haga conmigo conforme a tu palabra.” (Lc 1, 38)

La Virgen María es nuestro mejor ejemplo de servicio al Señor, pues ella es quien cuidó y educó a Jesús. Originalmente el escapulario era una prenda de trabajo, algo así como un delantal. Los carmelitas deben ser prontos al llevar a cabo la obra del Señor, y emplearse en algún tipo de trabajo que edifique el Reino de Dios y no caer en el ocio.

La tradición cuenta que la Santísima Virgen María apareció a St. Simon Stock en Inglaterra en 1251, vestida con el hábito carmelita, y sosteniendo el escapulario en su mano. A través de este gesto, los Carmelitas aprendimos que María cuida de nosotros y nos invita a seguir su ejemplo de servicio. La devoción al Escapulario Carmelita es muy popular entre frailes, monjas y seglares, todas ellas fundadas en el amor a Dios y al prójimo.

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín de noticias