El cinturón

febrero 8, 2017 |

Por Neil Conlisk, O.Carm. (Texto)
Jorge Monterroso Mérida, O.Carm. (Fotografía)
Emanuel Franco Gómez, O.Carm. (Diseño)


El cinturón está hecho de cuero y se usa alrededor de la cintura, representa la castidad. Los carmelitas deben unir las virtudes con el amor, lo que las hace perfectas.

“Pero la mano de Yahvé estaba sobre Elías. Elías ciñó sus vestiduras y corrió ante Acab hasta las inmediaciones de Jezreel. ” (1 Re 18, 46)

Juan el Bautista y Elías se vestían con el pelo de camello y llevaban un cinturón de cuero alrededor de la cintura. Juan el Bautista estaba inspirado por el espíritu y la fuerza de Elías. La Institución de los Primeros Monjes dice que Elías fue el primer profeta en profesar la castidad.

El cinturón implica mortificación, en la que los deseos egoístas de la carne se someten a la fuerza del corazón. Como resultado, el cinto expresa la integridad y el autocontrol del carmelita.

La frase bíblica “ceñir la espalda” se refiere a tirar y amarrar la parte inferior de una prenda para prepararse para la acción. Un Carmelita siempre debe estar listo -ceñido- para actuar en el nombre del Señor.

Compartir

Suscríbete a nuestro boletín de noticias