Crónicas Carmelitas
El Origen de los Ermitaños del Monte Carmelo

marzo 19, 2019 |

“Toda orden toma su nombre de un lugar o de un santo”, escribe John Baconthorpe, un carmelita inglés del siglo XIV; “De un lugar, como los cistercienses que reciben su nombre de Citeaux, y nuestra Orden del Carmelo”. De hecho, es en el Monte Carmelo, una montaña en Palestina en la Bahía de Haifa, que la Orden del Carmen tiene su origen. La fecha de su origen, el tema de una controversia histórica, ahora se puede determinar con relativa precisión.

Jacques de Vitry, obispo de Acre de 1216 a 1228, describe en términos entusiastas el florecimiento de la Iglesia latina como consecuencia de la conquista de Palestina: “Peregrinos llenos de celo por Dios y hombres religiosos, acuden a Tierra Santa, atraídos por el dulce sabor de los lugares sagrados y venerables. Se repararon las iglesias antiguas y se construyeron nuevas. Por la generosidad de los príncipes y las limosnas de los fieles, se construyeron monasterios de monjes regulares en lugares apropiados; sacerdotes de las parroquias y todo lo relacionado con el servicio y la adoración a Dios, fueron establecidos apropiadamente en todas partes “.

De The Mirror of Carmel, por Joachim Smet, O. Carm.

P. Joachim Smet O.Carm.
P. Joachim Smet, O.Carm. (1915-2011) fue uno de los principales historiadores de la Orden Carmelita. Además de ser miembro fundador y presidente del Institutum Carmelitanum en Roma y editor de Carmelus, una revista de Estudios Carmelitas, el P. Joachim era un escritor dotado. es conocido por su obra en cuatro volúmenes Los Carmelitas y su Vida de San Pedro Tomás. Entre sus otras obras: Familiar Matter of Today-Poems (2007), The Mirror of Carmel: A Brief History of the Carmelite Order, (2011), varias publicaciones sobre las Carmelitas, la Liturgia Carmelita, las Bibliotecas Carmelitas de España y Portugal y las Carmelitas de la Inglaterra Medieval.
Compartir

Suscríbete a nuestro boletín de noticias